Opinión

El circo de la UCI y la plañidera de BMC

21 marzo, 2017

Las prisas son malas consejeras. Vivimos en una época en la que la inmediatez prima sobre el análisis reposado y, por desgracia, es más importante ser el primero que ofrecer un producto elaborado, porque ese producto, como se suele decir, solo servirá para liar el pescado si llega tarde. Las redes sociales ofrecieron hoy uno de esos momentos en los que de repente todo el mundo se vuelve loco. El dedo acusador se cebó con José Joaquín Rojas por haber empujado a dos compañeros durante la disputa de la crono por equipos en la que se impuso Movistar. La UCI dice que el hecho está penado con un minuto de sanción para cada miembro del equipo. Sin embargo, en una decisión absurda, sancionó con tres minutos a Rojas, dos a Amador y uno a Oliveira tras una denuncia conjunta de BMC y Trek. ¿Ese empujón contraviene el espíritu de la norma? Desde luego sí para Tejay Van Garderen.

El video no deja lugar a dudas. Rojas, que mañana debería afrontar la etapa de la Molina con el maillot de líder de la Volta a Catalunya, da un par de toques a Amador y Oliveira en un terreno favorable en el que los ciclistas apenas tienen que dar pedales. Si en el caso de Amador parece evidente que no persigue obtener ningún rédito de la acción y el “empujoncito” dura menos de un segundo (es un acomodo), lo que hace con Oliveira es, en mi modesta opinión, más un tema de seguridad mientras negocian a toda velocidad una curva a izquierdas. De nuevo, la duración del empujón es inferior al segundo. ¿El murciano contraviene el reglamento de la UCI con su acción? Cuando se redactó el artículo, ¿se perseguía sancionar este tipo de “Empujar entre compañeros de equipo” (“Pushing amongst riders of the same team”)? Creo que no.

¡A la calle, y 200 francos, sinvergüenza!

¡A la calle, y 200 francos, sinvergüenza!

BMC opina lo contrario, al menos en este caso concreto. Jackson Stewart, director deportivo, dijo que cuando vieron que “Rojas empujó a sus compañeros hacia delante en múltiples ocasiones [¿si fueron dos por qué no dices que fueron dos?], lo que es una violación de las reglas de la UCI”, presentaron “una denuncia junto a Trek-Segafredo”. “La resolución es decepcionante porque sentimos que fuimos los más fuertes del día y que respetamos las normas”, explica en un comunicado del equipo. ¿Se puede ser más cínico? El equipo más fuerte en meta fue Movistar, que aventajó en dos segundos a la escuadra rojinegra. No niego que el responsable técnico pueda interpretar en caliente, tras haber perdido una etapa que seguro tenía entre ceja y ceja, que la actitud de Rojas sea merecedora de sanción, pero decir que fueron los más fuertes es de ser un hipócrita.

Tejay Van Garderen, por su parte, bramaba en su timeline de Twitter que “Pushing riders in a TTT is not allowed. C’mon Movistar!!!!” (Empujar a los corredores en una CRE no está permitido. Anda ya, Movistar!!!). Repetía en dos ocasiones lo de que “No está permitido” y comparaba la situación con la vivida durante una partida de bolos en esa obra maestra llamada El Gran Lebowski, en la que un desatado John Goodman apuntaba con una pistola a un pacifista para impedir que se apuntase unos puntos que no le pertenecían por haber pisado la línea. “Has the whole world gone crazy” (Se ha vuelto el mundo loco). “This is a TTT, it’s not ‘nam, there are rules” (Esto es una CRE, no es Vietnam, hay reglas). En este caso, Tejay interpreta el papel de John Goodman, la UCI es la pistola y Rojas es el pacifista, lo que no deja de tener su gracia.

Si bien es curiosa la desafección del ciclista estadounidense, no lo es menos la decisión de los comisarios que velan porque, entre otros menesteres, se cumplan las reglas en la Volta. ¿De dónde se han sacado esa sanción? De la manga, como si el presidente del Panel de Comisarios fuera Juan Tamariz. Las reglas son claras. Todos los miembros del equipo serán sancionados con un minuto en el caso de que contravengan el punto 44 del listado de faltas que se muestra en la versión del 2 de febrero de la regulación de la UCI, parte 12, disciplina y procedimientos. Ah, y 200 francos suizos de multa. “1’ penalty in stage classification for each rider in the team + 200 per rider involved”. Es que ni siquiera la suma de las sanciones da como resultado ocho minutos. ¿Tendrá que pagar entonces Rojas 600 francos de sanción? ¿Harán un mocho en el Movistar para cubrir al ex campeón de España de ruta? ¿Le invitará a un par de copas Valverde cuando vuelvan a Murcia y pelillos a la mar?

Lo importante en todo esto es que esta salida estrambótica de la UCI impide mañana a Rojas vestir el maillot de líder que se había ganado a pulso siendo sexto en la primera etapa de la Volta. Ya que es incapaz de entrar entre los tres primeros en un esprint en una prueba World Tour desde la etapa de Castellón de la Vuelta de 2015, qué menos que ese premio. “Sería absurdo sancionar a todo el equipo por dos toques. Cualquiera que vea las imágenes estará de acuerdo […] Hay miles de americanas en el pelotón y es algo que surge en todas las cronos, donde avisas al que va delante […] Pero si la regla dice que no se puede tocar al de delante lo asumimos totalmente. Los jueces me han dicho que no se puede hacer eso porque se puede interpretar como que se empuja”, explicó a Marca.

Lo que también dice la regla es que en una etapa en línea o en una clásica está sancionado empujar a otro ciclista, ya sea miembro de tu equipo o de otra escuadra. En las fugas es común -no digo que suceda siempre, pero tampoco la televisión lo filma todo, como cuando Cavendish se remolca en los puertos- que uno de sus integrantes dé un pequeño toque en el trasero a otro para que pase al relevo. Con la norma en la mano, esta acción acarrearía la expulsión de la carrera si sucede en una clásica de un día y el otro pertenece a otro equipo. Y 10 segundos en la general si es una prueba por etapas. Pero las leyes tienen un espíritu, y en la mayoría de casos no suele vulnerarse. Como tampoco lo hizo Rojas con su acción.

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Francisco Ganga 21 marzo, 2017 at 22:45

    La UCI parece que le tiene manía a Rojillas ya en el Tour fue expulsado por agarrarse al coche de equipo,cuando la mayoría de sprinters se agarran y no pasa nada,en la crono solo da un toque a los compañeros para que pasen al relevo porque el no puede pasar

  • Deja un comentario

    Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com