Reportaje

Del Giau de Induráin al Pordoi de Olano

20 mayo, 2016
Un sitio al que hay que ir

Un sitio al que hay que ir

El Giro entra en su fase decisiva. Este sábado se disputa la etapa que el consenso ha acertado en definir como la reina. A priori, las cifras lo corroboran con 210 kilómetros de recorrido en los bellos Dolomitas, más de 5.000 metros de desnivel acumulado y muchas horas por encima de los 1.500 metros de altitud. La suerte para los ciclistas es que las previsiones apuntan a que hará sol y temperaturas que alcanzarán los 20 grados de sensación térmica. Pero ya se sabe en el ciclismo: cuando se generan grandes expectativas, el resultado defrauda. Cuando menos, el público podrá disfrutar de los bosques de esta región de los Alpes Orientales, allí donde Miguel Induráin y Abraham Olano escribieron hace dos décadas parte del imaginario colectivo de toda una generación de aficionados al ciclismo.

Pasan los años y cambian los corredores y sus bicicletas. También los coches y las motos de asistencia. Varían las estrategias en carrera por los pinganillos. Ya no hay heroicidades a 100 kilómetros de meta. Ahora controlan los equipos y todos llegan juntos al último puerto, a los tres últimos kilómetros y las bonificaciones juegan un papel fundamental. En realidad, todo en el ciclismo ha cambiado menos los recorridos, sobre todo en un Giro de Italia que mantiene su identidad año tras año más que ninguna otra carrera. Todo ha mutado, pero ahí continúan los mismos puertos que año tras año se suben en la prueba de tres semanas que más gusta a los románticos de este deporte.

Como el Passo Giau donde Induráin comenzó a decantar a su favor el Giro de Italia de 1992. Y donde servidor comenzó a vibrar de una forma más o menos consciente con las andanadas del gigante navarro. Claro que entonces no tenía ni pajolera idea de qué eran los Dolomitas y, si me apuran, desconocía que estuviesen en el norte del país transalpino. Lo que sí recuerdo es estar de pie frente al televisor en la casa de mi yaya después de comer y escuchar con el vello erizado la sintonía de Jean Michel Jarre que introducía el esperpento -desde mi perspectiva actual- dirigido por J.J. Santos, donde intervenía Kike Supermix y se rifaba una aspiradora Polti.

Junto a Fignon, que en Los Dolomitas casi explosiona

Junto a Rue en Los Dolomitas.

Era el 5 de junio de 1992 y se disputaba la decimosegunda etapa, con un recorrido de 204 kilómetros entre Bassano del Grappa y Corvara. En un día de perros, los ciclistas tendrían que superar Forcella Staulanza (1.773 metros), Giau (2.236m), Falzarego (2.105m) y Campolongo (1.875m). Todos de primera categoría excepto el último, un segunda que por su situación al final de la etapa podía ser tan decisivo como el resto. El navarro dio una lección a sus rivales, impidiendo ataviado con la maglia rosa cada uno de los ataques de aquellos que aspiraban a disputarle la general: Chiappucci, Chioccioli y Giovannetti. Induráin puso la guinda ese día con un electrizante descenso sobre el asfalto mojado del Campolongo camino de Corvara, donde disputó y ganó el sprint por el segundo puesto para llevarse ocho segundos de bonificación.

El ganador del día fue Franco Vona, compañero de Chioccioli en el MG Maglificio que ya venía de conquistar otro triunfo parcial y que hizo sexto en la general final. Chioccioli comentó ese día que Induráin era “inatacable”, mientras que el navarro aseguró que era la etapa más dura que había corrido en un Giro que dominó desde la tercera etapa, con final en el sterrato de Arezzo, y que casi sentenció el décimo día en la cima de Terminillo. Las diferencias en la general tras la meta de Milán hablan por sí solas: 5 minutos y 12 segundos a Chiappucci, más de siete a Chioccioli, ocho a Giovannetti y nueve a Hampsten. El décimo de la general, Bruno Cornillet, acabó el Giro a más de 20 minutos.

Cuatro años más tarde, Abraham Olano estuvo a punto de reeditar el éxito del que fuera su predecesor y, para su desgracia, el espejo donde los aficionados decían que tenía que mirarse. Etapa 20, Marostica – Passo Pordoi, de 220 kilómetros de distancia y cinco puertacos de primera categoría. Entre ellos, dos veces el Pordoi, el primero que superarán en la etapa del sábado, y la Marmolada. Un recorrido muy parecido al que se enfrentó Bugno en aquel Giro de 1990 en el que cogió la maglia rosa el primer día y la mantuvo hasta el final. Para que les voy a engañar. Me acuerdo muy poco de esta edición de la ronda italiana. En esas fechas me encontraba en plena adolescencia y es probable que la llamada de la naturaleza fuese más poderosa que mi gusto por las carreras ciclistas. Lo que sí recuerdo es que fue Canal Sur quien retransmitió el tiro al palo del corredor nacido en Anoeta en 1970 y que con 26 años estuvo a solo un paso de convertirse en el segundo ciclista español en conquistar el Giro de Italia. Pero para eso está Internet, la biblioteca que con sus contenidos suple la mala memoria del que les escribe.

A Olano poco le duró el rosa

A Olano poco le duró el rosa

Olano se vistió de rosa ese día tras entrar en meta junto al que a la postre sería el ganador de esa edición del Giro de Italia, el ruso del Panaria Pavel Tonkov. Fue un día de resistencia, en el que el corredor vasco mantuvo la calma pese a que el avispero se agitó en la Marmolada, en la que Tonkov se marchó con, entre otros, Enrico Zaina, vencedor ese día tras haber cosechado otro triunfo en ese Giro en la etapa novena con final en Fiuggi. El ciclista italiano ostenta el récord de ascensión al Pordoi con un tiempo de 28 minutos y 52 segundos, a una velocidad media 23,49 kilómetros por hora en la EPOca donde los ciclistas más y mejor entrenaban. Gotti (23,23 km/h), Olano (23,01 km/h), Tonkov (23,00 km/h) y Ugrumov (22,94 km/h), segundo, tercero, cuarto y quinto en la etapa, siguen a Zaina en la clasificación mencionada. Este año no se podrá comparar, ya que el pelotón abordará el puerto desde otra vertiente.

Estos son pequeños retazos para pasar un rato de los ciclistas de antes. Los ciclistas de ahora llegan a los Dolomitas de siempre con una de las clasificaciones generales más apretadas que se recuerden. Apenas hay dos minutos entre Amador, el líder de la general, y Esteban Chaves, octavo. Pero más que la diferencia entre favoritos, la sensación tras casi dos terceras partes de Giro es que las fuerzas están muy igualadas, si bien aún resta por transitar por la orografía más quebrada del recorrido. Cualquier matiz puede decantar la balanza de un lado u otro, como el despiste de Valverde al no disputar el sprint a Nibali en la etapa que precede a la reina. Ya sin Mikel Landa, el mejor escalador de 2015 y que venía de hacer la contrarreloj de su vida, todos los movimientos van a estar mucho más medidos. El Astana querrá poner su tren y Los Frailes jugarán a defender la maglia del costarricense. Así que todo depende de que algún espontaneo como Zascandil se la juegue en el Giau y que por el bien del espectáculo la suerte le acompañe.

  • Todas las etapas (fuente: inrng.com/2016/05/giro-2016-guide)
  • Etapa 6 – Jueves 12 May (fuente: inrng.com)
  • Etapa 8 – Sábado 14 May (fuente: inrng.com)
  • Etapa 9 – Domingo 15 May (fuente: inrng.com)
  • Etapa 10 – Martes 17 May (fuente: inrng.com)
  • Etapa 13 – Viernes 20 May (fuente: inrng.com)
  • Etapa 14 – Sábado 21 May (fuente: inrng.com)
  • Etapa 15 – Domingo 22 May (fuente: inrng.com)
  • Etapa 16 – Martes 24 May (fuente: inrng.com)
  • Etapa 19 – Viernes 27 May (fuente: inrng.com)
  • Etapa 20 – Sábado 28 May (fuente: inrng.com)

You Might Also Like

8 Comments

  • Reply CacaitoR 20 mayo, 2016 at 22:35

    Berts, crack!! Además mencionas a franco vona, seguramente mi segunda opción como nick después de cacaíto!
    En lo que queda de giro voy claramente con andrey lover y con krispis mchale. Bueno, y con pablo y nando!! Jugones!!!
    Un saludo

    • Reply berts 21 mayo, 2016 at 02:03

      Ese Cacaital bueno.

      Franco Vona voló ese año, donde además casi roza el top ten en el Tour de Francia y quedó segundo en dos etapas de Alpes. Gregario de lujo de Franco Chioccioli y de Bugno en el Giro que se menciona en el artículo. Solo nueve años de profesional, un mundo para el físico de cualquier ciclista de esa EPOca…

      Lo de Pablo y Nando está siendo un duelo a muerte en ok corral. Pero ya sabes, lo que importa es quedar delante de ti.

      • Reply CacaitoR 21 mayo, 2016 at 10:05

        Tus objetivos parecen propios de un director random del movistar raisin tin. Bueno, o un trabajador random de movistar enterprais…
        A ver si hoy se atizan duro en el tappone de hoy!

      • Reply CacaitoR 21 mayo, 2016 at 10:08

        Si no me equivoco, bugno y chioccioli no compartían equipo en el 92… Uno era gatorade,el otro maglificio,no?

        • Reply berts 21 mayo, 2016 at 10:12

          Correcto. Vona estaba con bugno en el 90.

  • Reply Bolisticale 21 mayo, 2016 at 11:57

    Hacia tiempo que no me gustaba tanto el recorrido de una etapa… a ver que deciden hacer con ella porque si algo han hecho mal, es ponerla justo el día antes de la cronoescalada.

  • Reply Kamarada 21 mayo, 2016 at 19:29

    Ha resultado ser un etapón! Una pequeña corrección compañero, en la foto en la que mencionas a Fignon, creo que estás en un error, es su gemelier Gerard Rué, a que en 1992 Fignon corría ya en el Gatorade de Bugno.

    • Reply berts 21 mayo, 2016 at 19:33

      Joder, qué vista. Mil gracias, Kamarada. Corregido queda. ETAPÓN, sin duda.

      Un saludo!

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com