Cronica

Dolomítico

21 mayo, 2016

“En serio que no exagero, etapón mítico a 40 de meta”. Así de emocionado se expresaba tras el final de la etapa reina del Giro el Lunático de las Caleyes, una de las principales fuentes de información de este diminuto espacio de entretenimiento. Yo diría que incluso se queda corto en el kilometraje, ya que los Dolomitas ofrecieron hoy dos horas de un ciclismo casi tan superlativo como la dimensión de los calificativos que usa Amat Carceller en sus retransmisiones en la tele pública. Desde la escapada de Rubén Plaza, que intentaba reeditar la machada de la Vuelta a España, hasta el ataque definitivo de Kruijswijk y Chaves que consiguió dejar de rueda a Nibali. Entre medias, el desfallecimiento de Valverde en el Valparola, el típico puerto de segunda del Giro que termina de tirar del árbol a los que ciclistas que van más maduros.

Todo el año reservándose

Todo el año reservándose

He gozado como llevaba sin hacerlo desde la última etapa de la París Niza de este año, esa en la que el Gaseosas estuvo a punto de robar a Thomas el amarillo con un ataque a mil de meta. Y, de nuevo, ha sido en un bar, lo que me ha ahorrado el sufrimiento de tener que aguantar a Amat Carceller y Charli Taylor, comentaristas que se caracterizan por emitir observaciones que no aportan nada añadido a la mera visualización de las imágenes. A cambio, he disfrutado de buena música y mejor servicio en La Chumbera, el bar que acaba de abrir en plena Malasaña un colega de la infancia y en el que he degustado sus exquisitos tacos, un delicioso arroz y una suculenta brocheta de pollo con cuscús. Todo ello regado con cuatro o cinco dobles de cerveza sin alcohol para no poner más paridas de las habituales en el Twitter.

Cuando marché de casa era David López el que intentaba reeditar el éxito de ayer de su colega de equipo Mikel Nieve, pero cuando aterricé en el local mencionado era Rubén Plaza el que iba en solitario con una ventaja de medio minuto tras coronar el Campolongo a unos 80 de meta. Aunque la partida no la jugaban en ese momento los favoritos -estaban a nueve minutos con Movistar al frente del pelotón- había mucho morbo delante debido a que el valiente corredor alicantino podía hacer tres de tres en las tres últimas grandes vueltas por etapas. Ganó en el Tour, ganó en la sierra madrileña en la Vuelta y quería hacer lo propio de manera similar en la corsa italiana. Pero el asalto de la banca en este caso era mucho más complicado. Plaza metió minuto y medio más a Siutsou, Roche, Atapuma y Preidler en el terreno escarpado hasta Giau, y acabó pagando ese esfuerzo en el coloso dolomítico. Porque el Giau, 9,8 kilómetros al 9,4%, no es la Morcuera, y las exhibiciones en una etapa de esta entidad se pagan. Así, a 45 de meta, fue cazado por el grupo perseguidor.

Sin hombros

Sin hombros

En el grupo de los favoritos también comenzaba una nueva etapa -entre comillas, porque los corredores acumulaban 165 kilómetros en sus piernas-, con el Astana de Nibali al frente del grupo y un excelso “Missele” Scarponi -Amat dixit- que marcaba un ritmo infernal que impedía cualquier ataque. La sensación en ese momento es que las fuerzas estaban muy igualadas entre el Squalo, Valverde -siempre a su rueda -, Majka, Kruijswijk y Chaves, en tanto que Urán, Zascandil y, sobre todo, Amador parecían ir un poco más con el gancho en un grupo que pese a todo era aún de doce. La impresión era la correcta, ya que la maglia rosa se descolgó a unos tres kilómetros de coronar el Giau. A base de chepazos y tras un descenso vertiginoso, volvió a enlazar con los de delante antes de afrontar la última dificultad del día, el Passo Valparola, de 11,5 kilómetros de distancia con una pendiente media del 5,8% y máximas del 14%. Un puerto de entidad mediana que se convierte en coloso por su situación al final del recorrido.

Como era de presagiar, no decepcionó. El Squalo, que al igual que el Gaseosas es combativo hasta la médula aunque no disfrute de su mejor estado de forma, fue el primero en abrir las hostilidades a 27 de meta. El ataque sirvió para descolgar del grupo a los dos telefónicos, que en cuanto ha llegado el primer test serio de montaña han mostrado su debilidad. Era de prever que Valverde, que además nunca se ha caracterizado por afrontar con garantías las etapas de montaña de mucho kilometraje y desnivel, llegase a la parte crucial del Giro un poco cansado debido a su calendario. En todo caso, esto es fácil de decir ahora, y la realidad es que hasta el Giau daba la sensación de que al menos iba tan fuerte como el propio Nibali. Con él se quedó Amador, mientras que Kruijswijk (a partir de ahora Krispis Kevin McHale), que iba silbando en Giau, y Chaves, que ya había demostrado en otras etapas un estado de forma similar al que le hizo ganar dos etapas en la última Vuelta a España, siguieron como quisieron al que para mí aún es el favorito para ganar el Giro de Italia siempre que se disputen las etapas del Agnello y la Bonette.

Lo mató la evolución de la etapa

Lo mató la evolución de la etapa

Con los Movistar eliminados, Krispis Kevin McHale y sus hombros atacaron con violencia, a cuya rueda solo pudo engancharse el sonriente jockey bogotano. Era el ataque definitivo que iba a determinar el resto de la etapa y que ha dado un vuelco a la general digno del etapón que el Giro había dibujado para este sábado. Bajo un sol radiante en los Dolomitas, avanzaron el holandés y el colombiano a la captura del grupo de delante y, con 20 kilómetros para meta y a no mucho para coronar, Atapuma aventajaba a en 15 segundos a Siutsou y Preidler, en 51 al grupo referido, en medio minuto más a Nibali y en tres a Valverde y compañía. De ahí hasta la meta solo restaba como dificultad un repecho de un kilómetro con rampas exigentes que iban a permitir que se agrupasen los escapados con Krispis Kevin McHale y Esteban Chaves.

Preidler, el espigado ciclista del Giant de 1,90 de altura y 68 kilos de peso que iba a ser la principal baza en la montaña para Tom Dumoulin, lanzó un ataque a casi un kilómetro de meta -no se puede llamar esprint a este movimiento-, lo que le vino de perlas a los escapados que peleaban por la general para rascar más segundos. Se impuso la lógica y ganó el más rápido, Chaves (Orica), que además cosechaba diez segundos de bonificación. El del Lotto Jumbo entró segundo, tercero el austriaco del Giant y cuarto Atapuma (BMC). Nibali entró solo a más de medio minuto, afectado por el viento que pegaba de cara en el llano que precedía a la línea de meta, en tanto que Valverde se dejó tres minutos. Plaza llegó a 13 minutos del líder, aunque no lo hizo solo tal y como vaticinaban algunas profecías vertidas desde las redes sociales.

Los ciclistas se han quitado las caretas y el Giro, salvo sorpresa mayúscula, es cosa de tres. Nibali tiene la experiencia, el mejor equipo y sabe lo que es ganar, el holandés -otrora pívot en Boston Celtics- ha demostrado mejores piernas y conoce a la perfección la carrera (tiene dos top ten), además de que tiene en su mano romper un maleficio en las grandes vueltas que perdura en esta estructura desde que Menchov ganase el Giro con Rabobank, en tanto que a Chaves y sus 55 kilos de peso le ha dado alas la que es hasta ahora su mayor victoria de siempre. Pero como dice el colombiano, “aún queda mucho Giro […] a ver qué pasa mañana”. El menú, cronoescalada de 11 kilómetros muy dura en la ascensión al Alpe di Siusi con rampas que se mantienen casi siempre constantes por encima del 9%.

Pero hasta que eso ocurra, “la etapa se puede volver a ver mañana desayunando gracias al gran Alierta”, como dice el Lunático de las Caleyas. Y esta noche cenando, si te apetece. Y quizá, por qué no, dentro de diez años, porque el espectáculo que hoy se vivió fue Dolomítico.

  • Todas las etapas (fuente: inrng.com/2016/05/giro-2016-guide)
  • Etapa 6 – Jueves 12 May (fuente: inrng.com)
  • Etapa 8 – Sábado 14 May (fuente: inrng.com)
  • Etapa 9 – Domingo 15 May (fuente: inrng.com)
  • Etapa 10 – Martes 17 May (fuente: inrng.com)
  • Etapa 13 – Viernes 20 May (fuente: inrng.com)
  • Etapa 14 – Sábado 21 May (fuente: inrng.com)
  • Etapa 15 – Domingo 22 May (fuente: inrng.com)
  • Etapa 16 – Martes 24 May (fuente: inrng.com)
  • Etapa 19 – Viernes 27 May (fuente: inrng.com)
  • Etapa 20 – Sábado 28 May (fuente: inrng.com)

You Might Also Like

12 Comments

  • Reply CacaitoR 21 mayo, 2016 at 19:55

    Creo que el lunático de les caleyes sólo pudo ver con interés y fruición los últimos 40 km de carrera debido a un evento familiar. Mis fuentes afirman que espera con ansia tener tiempo para ver el espectáculo completo. Mayúsculo lo que pudo ver, por cierto. Lo suficiente como para abandonar por un día les caleyes y bascular 3 patxaranes en esos 40 km. Desde el tour 2011 que el lunático no veía tamaño espectáculo en una gv. Y tuvo que ser en el giro, cómo no! Tu crónica y tus sutilezas nacen honor al espectáculo vivido!! Por cierto, no mencionas en tu artículo que los jugones esborin y nandal salvaron con dignidad el difícil escollo. Y nunca se debe perder la oportunidad de alabar su enorme giro!!
    Te saluda con afección un conocido cercano del lunático de les caleyes!! Mañana más!!!!

    • Reply berts 21 mayo, 2016 at 20:01

      jajajajaja! y eso cómo lo sabes tú?

      • Reply CacaitoR 21 mayo, 2016 at 20:04

        Línea directa. Como blaisford y “el hijo del cocinero”

  • Reply CacaitoR 21 mayo, 2016 at 20:04

    Ahhh, se me olvidaba. En la línea del lunático de les caleyes de poner apodos bochornosos, como el de krispis mchale, me ha sugerido uno nuevo: esteban “risi” chaves:

    https://juegosolimpicosdaganzo.files.wordpress.com/2013/04/risi_logo.jpg
    Un saludo!

    • Reply berts 21 mayo, 2016 at 20:06

      jajajajajaja! apuntado queda. habrá que ir haciendo un recopilatorio… creo que voy a incluir a tocinitos…

      • Reply CacaitoR 21 mayo, 2016 at 20:13

        Jajajjajaja. Alias ignatius?

        • Reply Irun Connection 21 mayo, 2016 at 20:15

          qué corredor es ese?

          • CacaitoR 21 mayo, 2016 at 20:21

            Es uno que recuerda al bananagüer,pero no tiene pinta de correr mucho

  • Reply Irun Connection 21 mayo, 2016 at 20:14

    Si es que pasó lo que tenía que pasar cuando metes tantos kilómetros y tanto desnivel. Mañana a más de uno se le va a atragantar la crono, y si no tiempo al tiempo. Saludos.

  • Reply Kruijswijk: 1.695 + 41.103 = Giro sin pulsaciones 22 mayo, 2016 at 21:40

    […] que puestas ahora de contexto deberían asustar aún más si cabe a sus rivales, ya que ninguno con la excepción del risueño Esteban Chaves ha podido seguirle la rueda en todas y cada una de las etapas de la ronda italiana. Y pese a ello, el colombiano anda a más de […]

  • Reply Silencio, cámara, ¡acción! Así se rodó el Giro de Italia 30 mayo, 2016 at 22:03

    […] Amador se lo puso en el primer contacto serio con la alta montaña, pero al día siguiente en los Dolomitas, en la que para mí ha sido la etapa más bonita del Giro de Italia, se lo arrebató […]

  • Reply Anquetil, Hinault y ¿Froome? 1 septiembre, 2016 at 15:18

    […] que por lo visto hasta el momento se consolida otra vez más como la mejor de las tres grandes. El Giro fue sublime, ya que se conjugaron un recorrido muy creativo con continuas alternancias en el liderato y grandes […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com