Entrevista

El ciclismo folclórico de Kitaro Kosaka, por montera hasta Capileira

3 diciembre, 2015

En lo primero que pensé tras visionar Nasu: Verano en Andalucía fue en llamar al japonés de los créditos. Esta película de manga peca de exceso, como en una escena que más bien parece sacada de Mad Max que de las cámaras de la Vuelta a España. Y qué decir del sprint final, con más tensión narrativa que un guión de Akira Toriyama –aunque menos histriónico que Carlos de Andrews pidiéndonos que nos pusiéramos de pie ante Landis en Morzine-. Pero pese a ese hiperdramatismo, el filme se beneficia del laborioso trabajo de documentación de la carrera y del entorno para ser un producto con el que pasar un rato agradable. A lo que iba, que antes de lanzarme a la procura el teléfono de Kosaka, buceé por si encontraba algo del filme. Y di con la entrevista que viene a continuación y me dije: ¿Ya para qué voy a molestar a nadie?

Aquí, la película. Y un poco más abajo, la entrevista.

Si te fías más de tu inglés que del mío, pincha en este enlace para ver la entrevista original.

Kitaro Kosaka

Publicada el 6 de octubre de 2003,

by Tom Mes

Después de varias décadas de trabajo con los grandes nombres de la animación japonesa en algunas de las películas más importantes de los últimos años (Akira de Katsuhiro Otomo, Metropolis de Rintaro, Nausicaa de Hayao Miyazaki y la mayoría de la producción de Studio Ghibli), Kitaro Kosaka hizo su propio debut como director con Nasu: Verano en Andalucía. Una adaptación del manga de Iou Kuroda sobre un joven ciclista que intenta ganar una carrera de bicicletas en su ciudad natal, la impresionante película de 47 minutos que se convirtió en la primera película de animación japonesa seleccionada para el Festival de Cine de Cannes, lo que situó a Kosaka como uno de los más prometedores talentos de la animación.

Usted ha dicho que Nasu (berenjena) es algo que falta en la sociedad japonesa, que la determinación del personaje principal, Pepe, es algo de lo que carecen los japoneses en genera.

Sentí que las carreras ciclistas eran un símbolo apropiado para la vida. Nos movemos en ella yendo en grupos, y en comparación con otros deportes, en el ciclismo hay pocas reglas; las reglas que existen se basan principalmente en el entendimiento entre participantes. En las carreras, puedes tener la ambición de ir en grupo y llegar a la meta sin esfuerzo. Pero si quieres lograr algo, entonces la situación se complica, es necesario luchar. Me parece admirable y hermoso si la gente muestra determinación para lograr algo, independientemente de si se tiene éxito o no. Creo que hoy día este espíritu no se encuentra en la actitud de los japoneses.

Creo que esa actitud solía ser parte del pueblo japonés. El samurái tenía es espíritu, incluso si pierde o muere, lucha en sus batallas con determinación. En nuestra sociedad, solo tenemos ojos para los resultados. Si se pierde, nadie se fija en su determinación. En ese proceso puedes perder la confianza en ti mismo y el espíritu de determinación.

¿Quién soy?

¿Quién soy?

El personaje de Pepe está muy en contacto con la tradición. Él quiere ganar porque corre en su ciudad natal, está muy orgulloso. La berenjena, la Nasu del título, parece que es el símbolo de esa conexión con la tradición, sobre todo cuando Pepe muestra sus amigos carreras cómo come y se prepara.

Pepe no es un superhombre, no es un ser humano perfecto, es un tipo normal. El nasu no es un plato principal, es un aperitivo. En Japón tenemos insultos con la palabra ‘nasu’: ‘bokenasu’ y ‘otankonasu’ [literalmente: ‘berenjena estúpido’]. Así que utilizando el símbolo de la berenjena quería mostrar cómo incluso una persona normal puede lograr algo.

Entiendo que te gusta el ciclismo. ¿Eso es la razón por la que decidiste adaptar esta manga?

En Japón este deporte es bastante impopular, por lo que es muy difícil entrar en contacto. Estaba muy intrigado y comencé a seguir carreras, me enganchó y empecé a tomar parte. Comprendí que había una filosofía, una esencia. Era más que el disfrute de participar en un deporte. Comprendí que podía adaptar el manga a una película.

Tal vez el hecho de que este deporte no es tan popular en Japón demuestra qué estaba tratando de hacer con la película.

Supongo que es cierto. Aunque recientemente la popularidad del ciclismo ha ido aumentando. Tal vez la gente se da cuenta de que los ciclistas tienen este espíritu que la mayoría de nosotros hemos olvidado. En una carrera, si ganas por hacer trampa no eres admirado [risas]. Nadie te respeta si sigues a los demás hasta línea de meta y luego esprintas para robar la victoria. Tal vez es una razón por la que el interés en este deporte ha aumentado.

Pepe, antes de subir Capileira

Pepe, antes de subir Capileira

Tal vez la película ayudará a promover el deporte también.

Realmente espero eso. Sobre todo espero que la gente se dé cuenta de que la historia es una metáfora de la vida y que la película va a animarlos. Incluso si no estás seguro de ser lo suficientemente fuerte para alcanzar tus metas, debes intentarlo.

La película está ambientada en Andalucía, España. ¿Hiciste un trabajo de investigación en el terreno? ¿Fuiste allí mismo?

Sí, he leído un montón de documentación y estuve allí una semana. Aunque hemos hecho algunas modificaciones, viajé por el mismo camino que utilizamos en la película, así como las áreas circundantes.

¿Fue importante mantener el realismo de la zona?

Me sorprendió lo verde era el paisaje. Había más árboles y la vegetación de la que esperaba. Decidí ampliar un poco la imagen de la zona para que el espectador se centrarse en la acción sin ser distraído por el paisaje. Quise seguir siendo fiel a la realidad, por supuesto, pero sobre todo lo que quería era centrarme en los personajes, por lo que este fue el único sacrificio que hicimos con respecto a la realidad. El área entre Málaga y Córdoba es más seco, más que en el paisaje de la película.

¿Ser realista es algo que generalmente te gusta hacer en tu trabajo?

No es una regla que rígida, pero me gusta que mis películas sean realistas, sobre todo para captar la esencia de la vida cotidiana. Es más fácil para el público entender y simpatizar en ese caso. El uso de imágenes abstractas, más fácil en la animación porque está más lejos de la realidad que el cine, hace que sea más difícil empatizar con la película, la hace menos interesante.

Bezal, sprinter malo malísimo

Bezal, sprinter malo malísimo

Se utilizan en gran medida gráficos por ordenador en su película. Funciona muy bien, con las perspectivas cambiantes de fondo y edificios.

Eso es cierto. El fondo es muy importante, porque los fondos que pasan muy rápido enfatizan el aspecto dramático de la película. Sin gráficos por ordenador no sería posible hacerla.

En el sprint final se cambia a un estilo de dibujo esquemático, que viene directamente del manga. ¿Por qué decidió usar ese estilo, bastante inusual en la animación?

En primer lugar, era importante hacer el sprint final impresionante. Me impresionaba el estilo cuando leía manga.

Hay algo en ese estilo deforme, áspero, que me recuerda a las primeras películas de Sogo Ishii.

(Risas) Nunca pensé en hacer esa conexión. Siento que ahora podría haber hecho menos uso de ese estilo. Si lo usas demasiado, es cansino.

Lee la entrevista completa del creador de Nasu: Verano en Andalucíaen el siguiente enlace.

http://www.midnighteye.com/interviews/kitaro-kosaka/

Y aquí un resumen estupendo del filme.

http://www.midnighteye.com/reviews/nasu-summer-in-andalusia/

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com