Reportaje

¡Full gas, Espartaco!

2 abril, 2016
Grum, grum, gruuuuuum

Grum, grum, gruuuuuum

No dejan de ser meras estadísticas, pero la edición centenaria será la última en muchos años que puede permitir a un ciclista convertirse en el único con repóquer de victorias en el Tour de Flandes, el monumento ciclista que a lo largo de sus 250 kilómetros deleita al espectador -y hace sufrir a los jinetes- con los muritos y el pavés. Para mí no hay lugar a dudas de que el suizo Fabian Cancellara, Espartaco o Espargaró según se mire, es el principal favorito para llegar el primero a Oudenaarde. Su gran rival en las piedras, el viciosillo de Tom Boonen, también puede conseguir su cuarto triunfo en la clásica, pero sus 35 primaveras y el pobre rendimiento que está mostrando este año le deja fuera de las quinielas. La duda es si este año el Oude-Kwaremont olerá a primavera o a gasoil.

Cuesta desperezarse de haber estado tantos días sin escribir. Las vacaciones, el excelente clima y el hecho de que el “abuelo” estrenase esta Semana Santa su nueva montura me privaron del tiempo necesario para componer unos post que acarrean más trabajo del que parece. No hubo tiempo de narrar la Volta de Nairo, en la que quedó patente que es tangencial competir si se entrena más y mejor en altura para dominar una carrera en la que estuvo la flor y nata del pelotón y en la que el Gaseosas volvió a quedarse con la miel en los labios. Tampoco me dio tiempo a poner negro sobre blanco los avatares de las antesalas de lo que se avecina. En la E3 Harelbeke terminó de explotar en terreno piedril el soberbio de Kwiatkowski. En Gante, Sagan se impuso a Cancellara, al Coyote Vanmarcke, al chuparruedas del Katusha y a la maldición del arcoíris. Pero hoy, antes del “fúrbol” y entre amenazas del becario, me dispongo a componer una pieza en la que no aprenderán nada pero que al menos espero les sirva un poco de guía.

Así me pongo solo de pensarlo

Así me pongo solo de pensarlo

Voy a intentar argumentar de la mejor manera posible por qué Cancellara va a ganar mañana su cuarto Tour de Flandes para distanciarse de la nariz afilada de Boonen (ganador en 2005, 2006 y 2012), el dopado confeso Johan Museeuw (1993, 1995 y 1998), Achiel Buysse (1940, 1941, y 1943), Eric Leman (1970, 1972, 1973) y Fiorenzo Magni (1949, 1950, 1951). El primer dato es que le motocycliste Fabian ha dicho este año que se retira, y vende mucho que lo haga destrozando un récord que no volverá a batirse en décadas. El segundo es que ha demostrado que está muy en forma desde inicio de temporada, fino de peso y con dos cuartos puestos en las carreras de pavés que ha corrido dando muestras de que estaba para ganar. El tercero es que ha ganado dos de cuatro desde que Flandes modificó el recorrido para cambiar Muur van Geraardsbergen y Bosberg por Oude Kwaremont y Paterberg (y las otras dos no las ganó porque en 2012 dio con sus huesos en el suelo en un avituallamiento y en 2014 no estuvo en la salida por lesión). El cuarto es que, aunque seguramente no lo necesite, trae un equipazo con los chavales Theuns y Stuyven y el dos veces ganador en Flandes Stijn Devolder.

“Sé que es lo último de todo, incluso la última rueda de prensa”, explicó. “Estoy totalmente concentrado, tengo buenos recuerdos, pero quiero ganar y no hay espacio para eso si tú quieres ganar”. La cuarta victoria significa mucho para Cancellara, “sería histórico, pero al final es una carrera de bicis, una de las más bellas del año”. “Si el récord llega, llegará. Lo único que puedo decir ahora es que llego al 100% como quería. Haré todo lo que esté en mis manos -en mis piernas- para conseguir el resultado”. Y si no, ¡full gas, Espartaco!

Perfil de Flandes. Clica para verlo grande

Perfil de Flandes. Clica para verlo grande

Del recorrido poco hay que decir: lo más probable es que la carrera se rompa en el segundo paso por el Oude-Kwaremont, a unos 20 de meta, y que se decidirá en las durísimas rampas (12,5% de desnivel medio) del Paterberg (360 metros de longitud). Aunque nunca se sabe, y quizá haya equipos interesados en que la carrera se convierta en una locura a 50 de meta en el primer paso por el pavés del Oude-Kwaremont (2,2 kilómetros al 4%). Porque si de algo sobra en la edición centenaria del Tour de Flandes es de buenos corredores y equipos potentes, desde el Lotto de Roelandts, Wallays, Ligthart y, sobre todo, del jovencísimo Benoot -qué pena que no pueda estar Debusschere, ganador en A Través de Flandes y lesionado en Gante tras una caída en la que se rompió dos vértebras- al Sky del polifacético Thomas, Kwia, Rowe y Stannard pasando por el Etixx de Boonen, Terpstra, Stybar y Trentin, que en algún momento tendrá que dejar de hacer el ridículo.

Sagan gana en Gante

Sagan gana en Gante

Pero si alguien ha demostrado que puede batir a Espartaco es Peter Sagan. Segundo en Omloop Het Nieuwsblad, segundo en Harelbeke y campeón -por fin- en Gante. Menuda campaña de piedras que se está marcando el eslovaco, siempre en cabeza y mostrando un estado de forma insultante, aunque por ejemplo se quedase sin piernas en el sprint con Kwia en Harelbeke. “El Tour de Flandes es extremadamente importante, es una de las tres carreras que me gustaría poner en mi palmarés junto a San Remo y Paris-Roubaix”, comentó en una entrevista concedida al diario Het Nieuwsblad. “Llevo seis años intentando ganar este premio, pero no es fácil”. Su mejor resultado es el segundo puesto que logró en 2013 tras perder la rueda de un bestial Cancellara en la última subida al Paterberg.

“Las carreras belgas son más difíciles que las otras, la estrategia correcta no existe”. Y menos para el Coyote Vanmarcke, añado de mi cosecha propia. Eso es lo que piensa Sagan, que asegura a su vez que “no es una coincidencia que los corredores que más victorias tienen en el Tour de Flanders solo tienen tres”. Si en Sanremo puede haber cincuenta corredores subiendo el Poggio, en Flandes lo normal es que solo haya un par de ciclistas en la última subida al Oude Kwaremont y al Paterberg.

Greg Van Avermaet, o Van Segundaet

Greg Van Avermaet, o Van Segundaet

Otro que opta de forma muy seria a ser uno de esos dos o tres supervivientes en la última vuelta al circuito es Greg Van Avermaet, antes conocido como Greg Van Segundaet pero que este año parece haber espabilado con las victorias en Omloop Het Nieuwsblad y Tirreno Adriático. “Si quedo segundo o tercero estaré desilusionado. Nunca más estaré feliz con un segundo o tercer puesto”, explicó el belga en una rueda de prensa en el hotel del BMC. “Mi único objetivo es ganar las clásicas” en las que reconoce que Fabian y Peter serán los más importantes, las ruedas a seguir. “Creo que están un punto por encima de mí”. Van Avermaet viene acompañado del tío más riqui del pelotón, Daniel Oss, Jean Pierre Drucker y Stefan Küng.

Y, como no, Alexander Kristoff. El noruego es el defensor del título que de forma brillante logró el año pasado tras imponerse en el sprint a Niki Terpstra, pero no llega en el mismo momento de forma que el año pasado. Al menos eso dicen sus resultados. Kristoff abandonó en Gante, hizo el puesto 53 en Harelbeke y el 101 en la Omloop. Pero terminó segundo en la general de la Driedaagse De Panne-Koksijde (Tres Días de La Panne) tras Westra y con victoria al sprint en la primera etapa. “Creo que no soy el principal favorito. Soy uno de ellos, pero Cancellara, Sagan y Greg son quizá los principales favoritos. Gané el año pasado, pero viendo cómo han corrido estas semanas, especialmente Sagan en ambas carreras y Cancellara en Harelbeke, me hace pensar que probablemente no podré seguirlos en los muros”, comentó a los medios.

¿Batirá Cancellara el récord, Carlos?

¿Batirá Cancellara el récord, Carlos?

Tampoco hay que olvidar al Coyote Vanmarcke, segundo en Gante, y a Arnaud Demare, quinto en la misma carrera y ganador este año en Milán Sanremo (¡full gas, Demare!) o a Lars Boom. Así que ya saben, preparen una paella, abran una botella de vino (quien dice una dice cuatro), inviten a sus mejores amigos, pongan a Carlos de Andrés a toda pastilla y emociónense con lo que con toda probabilidad será un carrerón. Al menos eso pienso yo hacer.

You Might Also Like

8 Comments

  • Reply The Critic 3 abril, 2016 at 00:14

    Un artículo muy riqui sí señor. Me pilla por aquí, no sé si acercarme un rato mañana…

  • Reply Poli 5 abril, 2016 at 11:33

    Buen articulo. Aunque que por leerlo a poateriori, me parece que Fabian no era mucho mas favorito que Sagan. A ver que pasa en el velodromo de Roubaix. Todo apunta a victoria del eslovaco y que comienza su reinado en las clasicas. Pero no sera tan facil

    • Reply berts 5 abril, 2016 at 11:36

      Ya, pero me gusto el titular que pense y escribi el articulo en base a el. El siguiente articulo es sobre sagan, asi que seguramente gane Espartaco o cualquier otro. Gracias pol por comentar!!!

  • Reply CacaitoR 5 abril, 2016 at 20:59

    Bien expuesto,berts. A toro pasao no atinaste, por suerte.
    A nadie más le pareció extraño que sep v coyote “regalase” el segundo puesto a luigi?
    Por cierto, si no me equivoco, luigi ganó la edición del 14 al sprint y cuando no estuvo fue el año pasao que chascó dos vértebras. Creo que en E3.
    Sigue dándole caña. a ver si te bajo una caja caleyes pal puente de mayo pa que te inspires pal giral!!

    • Reply CacaitoR 5 abril, 2016 at 21:53

      Bueno, y la reaparición se mikel landau,como decimos por aquí, la dejamos pa prau…

  • Reply Mou Mendu 7 abril, 2016 at 11:02

    Como estuvo el paellal y el vinal?

    • Reply berts 7 abril, 2016 at 11:05

      Muy riqui!

  • Reply Que he visto, y sigo las carreras por tv r Internet desde el 1980, la vuelta de Rupérez. Que opináis? 7 abril, 2016 at 23:01

    Bien, está mi el Tour de Flandes del otro día fue una de las mejores carre

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com