Reportaje

La receta para el Giro de Valverde: carreras de barrio y Teide

18 abril, 2016

La Amstel Gold Race que se disputó este domingo ha sido tan gris como casi siempre, porque casi siempre todo se decide en la última subida al Cauberg. Qué le vamos a hacer. Pese a ello, muchos aficionados al ciclismo se han rasgado las vestiduras en las redes sociales por el tostón de carrera, como si todo les pillase de sorpresa y con el argumento añadido de que el ganador, Enrico Gasparotto, es un mediocre que fue cliente del médico de Armstrong. Pues como tantos otros. Por este motivo y porque allí estaba Valverde, buena parte del sentimiento ciclista se ha trasladado a la Vuelta a Castilla y León, copada por equipos continentales en la que Los Frailes han ganado todas las etapas y la general. El mejor corredor del mundo insiste así en su receta de este año para Ardenas y Giro: pachangas y Teide. Lo mismo que el ganador de la Amstel.

En abril, el Teide burbujea glóbulos rojos

En abril, el Teide burbujea glóbulos rojos

Aquí ya se dijo que el calendario de Valverde para este año era raro, que no se ajustaba a sus condiciones como ciclista, más cuando está cerca de cumplir 36 años (25 de abril). El murciano cambiaba así carreras de una semana como País Vasco o Catalunya, que a priori son las que mejor le vienen, por la Tirreno (que solo había corrido una vez) y clásicas de piedras como A través de Flandes, E3 Harelbeke y el Tour de Flandes. Pero hace ahora un mes que dio otro giro a sus planes. En lugar de pavés, altura. Valverde se marchó una temporada al Teide para recargar pilas y volvió a la Península para la disputa de la Klasica de Amorebieta, donde fue cuarto, y Castilla y León, en la que ganó la general más dos etapas. Por cierto, la primera etapa se la llevó Bananito, algo que describe el nivel de una prueba en la que el único equipo World Tour era el Movistar.

Este hecho ha sido muy criticado por algunos aficionados al ciclismo, que no se explican que en lugar de haber disputado la Amstel, la única carrera de Ardenas que no tiene en su palmarés y la que peor le viene por sus características como ciclista, Valverde haya optado por batirse el cobre con Pello Bilbao, del Caja Rural, y Joni Brandao, del Efapel. Obviamente, el tiempo dirá si la estrategia es correcta, pero lo que es irrefutable es que algo no cuadraba en la preparación del Bala si se vio abocado a modificar de esa forma el calendario para abordar con confianza la disputa de la Flecha, la Lieja y el Giro de Italia. “Ahora nos dirigimos a Flecha y Lieja. ¿Aspirar a ganar? Veremos a ver. Es un nivel totalmente diferente a éste. Son carreras en las que hemos tenido la fortuna de ganar en varias ocasiones, pero siempre sin perder de vista que cada vez queda menos para el verdadero gran objetivo de este inicio de año”, informa EFE.

En esa última frase reside, a mi entender, la razón por la que Valverde no ha querido saturarse disputando una Amstel mucho más exigente que Castilla y León. Porque la verdadera meta para esta temporada del ciclista de Las Lumbreras es llegar enfundado con la maglia rosa a la meta de Turín. Admito que este argumento puede calificarse de algo peregrino, pero creo que la disputa de las Ardenas al 100% no es compatible con la aspiración de ganar la ronda italiana. Y menos cuando la dureza de la carrera se concentra sobre todo en la última semana con la cronoescalada de Alpe di Siusi, la etapa del Colle dell Agnello (cima Coppi) y la burrada que se han inventado para el día siguiente con meta en Sant´Ana di Vinadio.

Coño, que no le eché de comer al perro

Coño, que no le eché de comer al perro

¿Apostar entonces por Valverde para las Ardenas? Yo lo hice en el Tropela. Pero valga un dato y sin que para nada sirva de precedente: el único año en el que ha corrido tanto la Vuelta a Castilla y León como el tríptico fue un desastre, el peor año sin duda para el murciano en lo que a estas clásicas se refiere. Fue allá por 2009 y, tras hacer noveno en la carrera castellana, acabó en el puesto 20 de la Amstel, séptimo en la Flecha Valona y 19 en la Lieja Bastón Lieja. Claro que, y sin que tampoco sirva de precedente, esa temporada ganó su única gran vuelta, la Vuelta de España, y se impuso en la Volta a Catalunya y el Criterium de Dauphine. Casi nada.

Ese 2009 guarda otra similitud con este 2016. Valverde apenas ha cosechado un puñado de puntos en carreras World Tour. En Tirreno concluyó en la posición 18, mientras que en Milán Sanremo entró en la posición 15. Solo en 2009 lo hizo peor, con el mencionado puesto 20 en Amstel y sin haber corrido antes de esa carrera ninguna prueba de máximo nivel. La media de puntos CQ Ranking de Valverde en pruebas World Tour hasta la Amstel –incluida- es de 255, en tanto que esta temporada solo acumula 68. Es decir, cuatro veces menos. El año pasado, en el que se impuso en Flecha y Lieja, la cifra era de 427, seis veces más. En 2006, año en el que hizo lo propio, llevaba 345 puntos. El pobre rendimiento de este año en pruebas World Tour lo compensa al menos en parte con los triunfos en Andalucía y Castilla y León.

La victoria en la ancha Castilla la fraguó en la subida al Travieso, cerca del pueblo charro de Candelario, poco antes de que Enrico Gasparotto comenzase a masticar la que iba a ser su segunda victoria en Amstel. No sabemos con total certeza si ambos han coincidido en el Teide estos días junto a Froome y sus lugartenientes Thomas, Boswell y Roche, o con el Astana Vincenzo Nibali y sus gregarios Eros Capecchi, Valerio Agnoli, Michele Scarponi, Davide Malacarne. O, incluso, con Rigoberto Urán, pero es bastante probable que, debido a las fechas, algún día se cruzasen por el volcán tinerfeño mientras fortalecían sus glóbulos rojos.

Il Monte Teide bella cosa

Il Monte Teide bella cosa

El ciclista italiano, que como se comentó fue cliente del médico Michele Ferrari, el mismo que ayudó a Lance Armstrong a ganar siete Tours y muchos millones de dólares, prefirió no acudir al funeral de Antoine Demoitié –murió el 27 de marzo tras ser atropellado por una moto en la disputa de la Gante Wevelgem– para continuar con su preparación en altura tras consultarlo con los entrenadores del equipo. “Gaspa, quédate en Tenerife e intenta estar concentrado para esta semana. Lo hice y creo que fue la elección correcta. Estaba solo, y a veces cuando estás solo, es mejor. Sentía una gran responsabilidad”, comenta a Cyclingnews. “Cuando haces siete horas solo y escalas 4.500 metros, tienes tiempo de pensar en todo. Cuando pensaba en Antoine, imprimía 30 vatios más de lo normal, o 3, 4, 5 kilómetros por hora más de lo normal”.

Está por ver si el de Murcia es capaz de sacar el mismo jugo que Gasparotto del Teide en la Flecha del miércoles o en la Lieja del domingo, o si el entrenamiento en altura le sirve para que el de este año sea el Giro de Valverde. Yo, por mi parte, no he tenido la posibilidad de irme al Teide a prepararme la Lieja para aficionados que correré este sábado con mi buen amigo The Critic y, cosas de la vida, mi plan fue una visita a Salamanca para ver a mi querida madre. A pocos kilómetros de Candelario, donde Valverde abusó de sus rivales. Por desgracia, en lugar de fortalecer mis glóbulos rojos, me he cogido un resfriado de tres pares de narices, aunque a cambio me he traído esta preciosidad de cuadro pintado por mi madre y que inmortaliza una carrera que este año corrió el murciano. ¿Sabéis cuál es?

En dos días estará en Sothebys

En dos días estará en Sothebys

You Might Also Like

14 Comments

  • Reply Roberto Letamendía 18 abril, 2016 at 19:20

    Valverde no sé si juega al despite o anda algo despistado. Lo del Giro, con la última semana que se han currado, lo veo imposible para las piernas de Piti, aunque supongo que esta preparación suave que se está marcando el murciano está hecha con vistas a llegar a esas etapas con algo de gasolina en las piernas. De todas formas, que con 36 años esté para estos trotes…

    El cuadro de tu madre (artista!) lo veo muy toscano, con sus colinas y sus cipreses. La Tirreno, supongo

    • Reply berts 18 abril, 2016 at 19:25

      Pues de Valverde uno se puede esperar cualquier cosa. Vamos, que no me extrañaría que ganase la Lieja y estuviese en el podio del Giro. Él siempre es competitivo, aunque este año aún no lo hemos podido ver en las carreras importantes.

      Casi con lo de la Tirreno, casi…

      Un saludo!

  • Reply Elena 18 abril, 2016 at 19:37

    Buen reportaje y buen cuadro
    Gracias, hijo

    • Reply berts 18 abril, 2016 at 19:42

      Jaja, mi madre qué va a decir.

      Ya solo me falta colgarlo, que al ritmo al que suelo hacer estas cosas solo espero que esté antes de que empiece el Tour!

      • Reply CacaitoR 19 abril, 2016 at 22:35

        Enhorabuena a la artista. Y a ti por el artículo. El cuadro seguro que lo cuelgas el día antes de que se dispute esw carrera… A principios de la próxima temporada!!
        Un saludo

        • Reply berts 20 abril, 2016 at 06:05

          Jaja, en un alarde de responsabilidad y empatia ayer puse una alcayata en el salon!

          • CacaitoR 20 abril, 2016 at 08:28

            Es un primer paso. Ahora te falta colgar el cuadro de la alcayata. Es la parte sencilla, jejeje

  • Reply The Critic 19 abril, 2016 at 09:18

    Creo que Movistar tiene el tema bien estudiado y que este año el objetivo del bala es el Giro por delante de las Ardenas. Pensándolo un poco no creo que esté en el podio esta semana.
    Recupérate pronto, que el jueves noche se sale por la Place de Luxembourg.

    • Reply IRÚN CONNECTION 19 abril, 2016 at 10:13

      Pues estamos de nuevo ante otra Valverdada de dos pares de narices, si es que de verdad sacrifica las Ardenas por el Giro. Donde destaca este hombre de verdad es en las clásicas. Debería ir al Giro a rascar etapas, pero ya está.

  • Reply bolisticale 19 abril, 2016 at 10:53

    buen artículo, como casi siempre. el cuadro puede ser de strade bianche?

    • Reply berts 19 abril, 2016 at 11:18

      Gallifante para bolisticale! Y gracias por comentar!

  • Reply Piterfly 19 abril, 2016 at 23:26

    Valverde tienes ganas de Giro, la receta la ha preparado y ahora se la quiere zampar.

  • Reply Lo Squalo caccia sempre nell'oceano – Fórmula Matxín 6 mayo, 2016 at 19:45

    […] un gran estado de forma tras una temporada atípica en la que cambió carreras de una semana por Teide y pachangas como la Vuelta a Castilla a León. También Mikel Landis, que el año pasado voló cual cometa ruso y que ha vuelto a calcar el […]

  • Reply Kruijswijk: 1.695 + 41.103 = Giro sin pulsaciones 22 mayo, 2016 at 21:51

    […] de primera división para ponerse a punto. De hecho, allí han estado este año Nibali y Valverde (bueno, el murciano dice que no fue en el Teide, que estuvo más abajo). No es la primera vez que el pecoso centroeuropeo elige la isla para forjar la base para el Giro. […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com