Cronica

Simon Gerrans “at work” (todavía) canta victoria por cuarta vez en Pachanga Down Under

24 enero, 2016
Simon Gerrans y Caleb Ewan

Simon Gerrans y Caleb Ewan en Down Under

What doesn’t kill makes you stronger. Esto dijo Simon Gerrans tras fracturarse el año pasado el codo en la clásica Strade Bianche. Como después volvió a dar con sus huesos en el suelo en el Giro de Italia, la Lieja y el Tour de Francia, imagino que el renacido corredor australiano se debe haber convertido en una especie de Terminator por el que los años no pasan factura. De momento, con casi 36 tacazos, ha conquistado su cuarta Pachanga Down Under por delante de Porte y Henao y batido el record de corredor más abuelete que lo logra. La edad, ya se sabe, es una mera estadística si se entrena más y mejor.

Gerrans preparando el sprint en Lieja

Gerrans preparando el sprint en Lieja

En mi vida me había interesado por el devenir de una carrera que se disputa a tomar por culo (eso quiere decir Down Under, no soy un malhablado) y en la que solo corren corredores australianos y cuatro medianías del resto de naciones. Pero este año tengo que alimentar el Fórmula Matxín. Y, seamos sinceros, prefiero ponerme Steephill por las mañanas mientras me tomo el café con el zumo y los cereales que ver El Parte de La 1, escuchar el discurso infantil Pepa Bueno, al lunático de Federico, al Alsina todo el rato hablando de Cataluña o al que sea de Intereconomía alarmando de un nuevo desplome de la Bolsa china. La salud siempre es lo primero.

Para el que no lo sepa, el Pachanga Down Under es la primera carrera del circuito World Tour (la “shempions” del ciclismo) y, por lo tanto, reparte una buena cantidad de puntos. Es más, en una decisión sin paliativos, la UCI determinó este año que la victoria en Australia vale más (500 puntos) que en Catalunya (400) o País Vasco (400), también carreras de una semana con más empaque, tanto por recorrido como por participación de corredores. Las políticas de cupos. Da igual que las etapas sean de solo 130 kilómetros o que la carrera se dispute en un momento del año en el que ningún primer espada esté en su pico de forma. Aunque bueno, a mí todos estos politiqueos me dan igual. La clasificación World Tour se la llevarán Valverde o Llorito.

Simon Gerrans, otro de la generación “radicales libres free”, se vistió el último maillot naranja en la meta de Adelaida para logar así la victoria en la general con los ya mentados 36 años, a lo que sumó victorias parciales en las etapas tercera y cuarta. El podio se completó con el también aussie Richie Porte, que este año debuta con el equipo suizo BMC y que ganó la etapa reina de Willunga Hill, y Sergio Henao, ex compañero de Porte en Sky y que al igual que el australiano está en Down Under para preparar las clásicas y las vueltas de una semana de primavera como la Itzula, su preferida.

El típico podio de Down Under, con ganador y azafatas

El típico podio de Down Under, con ganador y azafatas

Me hacía gracia leer el otro día un artículo de Tom Southam, director deportivo del equipo Proconti Drapac, en el que aseguraba que Down Under era una carrera “impredecible” debido a que no corre ninguno de los primeros espadas del circuito. La segunda parte es cierta, ya que los mejores clasificados en el World Tour de 2015 que se han dejado ver en Australia han sido Porte (12), Thomas (14) y Dennis (38). Es decir, solo tres top 40 y ningún top 10 en una carrera-piñata que vale más para la UCI que la Volta. La primera afirmación, eso de que la prueba es impredecible, no se lo cree ni él. De nuevo, las diferencias han sido de menos de un minuto entre el primero y el décimo de la general, con apenas nueve segundos entre Gerrans y Porte y once con Henao. Ojo, que esta diferencia es la mayor que nunca ha sacado el musculitos de Melbourne a sus rivales en Pachanga Down Under: cero segundos a Valverde en 2012, uno a Chuparruedas Evans en 2014 y siete a Luisle en 2006. Lo esperado, teniendo en cuenta que la mayor diferencia de la historia entre primero y segundo se produjo en 2004 cuando Patrick Jonker distanció en 1:13 a Robbie Mcewen gracias a una fuga en la segunda etapa.

Men at Work

Men at Work

Bastante esperable fue también el reparto de etapas. Todas fueron para corredores australianos (El Pescadilla Ewan, la joven promesa de Tinkoff Jay Mccarthy, Gerrans y Richie Porte). Lo normal teniendo en cuenta que cerca de una tercera parte de los ciclistas que compiten en esta prueba son de esta parte del mundo. Desde la creación de la carrera en 1999, 27 podios (11 victorias, 10 segundos y seis terceros) han sido para Australia, muy por delante de España, el segundo en la tabla (dos primeros, cuatro segundos y dos terceros). Más aún, este país de convictos británicos –sin acritud, está en los libros de Historia- acumula 59 victorias de etapa, frente a las 20 de Alemania (16 son de Greipel) y las ocho de España.

Todo se queda por tanto en casa, la misma del grupo de música Men at Work cuyo tema más popular es Down Under, en el que con un toque de humor rural hace gala de un patriotismo cateto aunque simpático. Los australianos es que son muy suyos y les encanta que todo el mundo lo sepa. A todo esto, el patrocinador del equipo de Gerrans y del Pescadilla, Orica, es un fabricante de explosivos y productos químicos del sector de la minería con sede en Adelaida, ciudad de más de un millón de habitantes en cuyos alrededores se desarrollan las seis etapas del Down Under. Pues eso, que todo se queda en casa.

QUÉ CONCLUSIONES SACAR DEL DOWN UNDER

Uuuuuuuuuuu!!!

Uuuuuuuuuuu!!!

Más allá de la victoria de Gerrans, al que seguramente veremos peleando en el grupo de cabeza en las clásicas Amstel y Lieja, de la carrera se pueden obtener algunas conclusiones interesantes. La primera es que El Pescadilla Caleb Ewan es un esprínter a tener muy en cuenta pese a que solo tiene 21 años. Dos victorias parciales con una superioridad abrumadora sobre Renshaw, Nizzolo o Swift. Aunque estos rivales son del montón, hay que recordar que el año pasado ya demostró sus artes ganando en la Vuelta en la etapa de Alcalá de Guadaira a hombres como Degenkolb o Sagan. Ewan está llamado a suceder al Merluzas Cavendish por sus similitudes a la hora de esprintar, con gran parte del cuerpo sobresaliendo del manillar y sin miedo a buscar el contacto con los rivales. Pero ahí se acaban las similitudes, ya que si por algo destaca Ewan es por su definida musculación (como Gerrans) y su escasa altura: 1,64 metros y 61 kilos.

Jay Mccarthy

Jay Mccarthy

La segunda es que Jay Mccarthy coge forma. Este Tinkoff de 23 años ganó la segunda etapa y finalizó cuarto de la general a 20 segundos del líder, además de ser el mejor joven. El año pasado, hizo podio en Turquía (2.HC) tras Durasek y Sepúlveda, mientras que en 2014 concluyó tercero una etapa del Giro en la que llegó una fuga comandada por Pirazzi y Wellens. El australiano parece apuntar a clásicas o a carreras de una semana por su buen rendimiento en finales en cuesta. “Soy un todoterreno […] Me encantaría hacer las Ardenas, siempre han sido de gran interés para mí. Siempre me he dicho a mí mismo que esperaría hacer allí algún buen resultado”, comentaba en una entrevista tras el Tour de Turquía.

Claro que destacar en Down Under no es garantía de nada. Otros jóvenes que lo hicieron bien en su día en esta pachanga fueron Tom Jelte Slagter, que ganó la edición de 2013 con 23 años, Mikel Astarloza, que también logró la victoria con 23, Cameron Meyer (23), Michael Rogers (22) y Luis León Sánchez (21). Éste último cuenta con el mejor palmarés (cuatro etapas del Tour, la París Niza, dos Clásicas de San Sebastián), aunque el perfil de Mccarthy pueda asimilarse más al del ciclista holandés que corre en Cannondale (dos etapas en París Niza, buen rendimiento en Ardenas).

Richie Porte descuelga a Henao wen Willunga

Richie Porte descuelga a Henao wen Willunga

La tercera es que a Porte no le ha afectado de forma negativa el cambio de la Fórmula Sky a la Fórmula BMC. Teletrans dio una exhibición en la subida a Willunga Hill con su explosivo esprint en cuesta que le ha dado tantas victorias. Tercera vez consecutiva que gana la misma etapa de Down Under. Es el mejor del mundo en subidas sin excesivo desnivel, capaz de sostener un ritmo infernal durante uno o dos kilómetros y destrozar al que se ponga por delante, como ya demostró el año pasado en la última etapa de la París Niza en la que fraguó su victoria en la general.

Porte, en plena madurez deportiva con 30 años, volverá a centrar su calendario en las carreras de una semana que más alegrías le han dado, como París Niza (dos victorias, 2015 y 2013) y Volta (una victoria, 2015). Además, correrá Romandía y parará hasta Dauphine y Tour de Francia. Lo que quiere decir que no estará en el Giro de Italia, gran acierto de BMC en vista que el año pasado llegó fundido y tuvo que abandonar a las primeras de cambio. La bicefalia Porte-Van Garderen es la gran apuesta de BMC para este año, en vista a que la eterna promesa estadounidense no ha terminado de consolidarse. Ambos están encantados y coincidirán en Volta, Romandia y Dauphine antes de la gran ronda francesa.

El amigo Cacaito me ha recordado que se me pasó mencionar a algunos corredores que destacaron de alguna manera en la Pachanga Down Under. Por un lado, buen papel de Rubén Fernández, de Movistar, que a sus 24 años consigue un sexto puesto en la general tras haber sido quinto el año pasado. Esta promesa del ciclismo español correrá en Murcia, Almería y Vuelta a Andalucía (lugares donde puede tener un papel protagonista) para después ayudar a sus jefes de filas en Niza, País Vasco y Ardenas. También estuvo en la terna Rafa Valls en su debut en Lotto. Top ten, afrontó Down Under como puesta a punto para carreras a las que priori será la principal apuesta del equipo belga: Tirreno, Volta, Romandia, Suiza y Polonia. En ninguna de ellas compartirá alineación con Gallopin. Otro que lo hizo muy bien en su debut en equipo World Tour fue Woods, segundo el año pasado en el Tour de Utah con un equipo continental y quinto en Down Under con el Cannondale de Vaughters. Al contrario, decepción de Juanjo Lobato, el nuevo Freire (menuda losa que le cayó al chaval con ese sobrenombre). Un séptimo puesto fue su mejor actuación.

LAS SEIS ETAPAS DEL DOWN UNDER

You Might Also Like

6 Comments

  • Reply CacaitoR 24 enero, 2016 at 17:22

    Gracias, berts, buen resumen! Sólo he visto los finales de etapa en steephill y seguido las clasificaciones.

    A destacar:

    – Ewan es una bestia, por muy serie b que sean nizzolo o swift, les saca 5 bicis
    – El apretón de teletrans para ganar su etapa y casi la general impresionante
    – Viendo las clasificaciones… Buen papel de Rubén Fernández en la patxanga, no?

    Un saludo y gracias por la dedicación!!
    J

    • Reply berts 25 enero, 2016 at 08:11

      Qué pasa Cacaital. Sí, buen papel de Rubén Fernández y también de Rafa Valls, que acabó octavo en su debut con el Lotto. Este año va a correr de líder todas las carreras de una semana (Volta, Tirreno, Polonia, Romandia) a las que no va Gallopin. Y también irá a la Vuelta y no al Tour, donde puede sacar un buen resultado si no acuden los primeros espadas por el tema de los JJ OO. También destacaría del Down Under el papel de Woods, quinto, recién fichado este año por el Cannondale de un equipo continental y que el año pasado hizo un buen trabajo en el Tour de Utah (segundo más etapa). Al contrario, decepción bajo mi punto de vista de Lobato, que no estuvo en la pomada por ninguna de las etapas. Su mejor puesto, un séptimo. Rojas, un noveno.

  • Reply The Critic 25 enero, 2016 at 06:43

    Ewans brutal!!!
    Me parto el culo con el artículo.

  • Reply Pol 25 enero, 2016 at 15:03

    Muy buen articulo Matxin Formolo. Tengo una pregunta: ¿a qué crees que se puede deber que el pachanga Down Under Tour otorgue más puntos que otras carreras del World Tour?, ¿ puede ser otro guiño más de la UCI a los paises anglosajones para vender bicicletas allí?

    • Reply berts 25 enero, 2016 at 16:25

      Pooooool! Gracias por tus bellas palabras. Imagino que se debe a la política de cupos. También es cierto que hay mucho ambiente en Down Under, mucha gente con bicis siguiendo en las cunetas las carreras. Los propios ciclistas dicen que se respira un ambiente festivo.

    • Reply CacaitoR 27 enero, 2016 at 12:25

      Hola, Pol.

      Lo de las bicicletas, por descontado, jeje. Creo que también intentan que vayan ciclistas de otras latitudes a disputar, y no sólo los descendientes de los convictos ingleses, que además ya vienen con algo de forma del campeonato nacional disputado poco antes.
      Lo de que es una patxanga de pueblo, lo viene a demostrar la nacionalidad de los vencedores parciales y generales de la carrera…

      Un saludo
      j

    Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com